Un espacio concebido para la salud y el bienestar de las personas

CERTIFICACIÓN WELL

Castellana 81 ha puesto en marcha la certificación WELL Building Standard en la categoría de Core & Shell y aspira a ser el primer edificio en Madrid en obtenerla. Se trata de la primera certificación mundial para edificios que se centra únicamente en la salud y el bienestar humano y se basa en siete años de investigación científica, médica y arquitectónica. La certificación WELL es un sistema innovador fundado por Delos y dirigido por el International WELL Building Institute™ (IWBI), que se inició en 2015.

Certifica que el modelo de diseño, construcción y operación de los edificios integra la salud y el bienestar de las personas. Está basado en la verificación in situ de los impactos del edificio en siete áreas diferentes: aire, agua, iluminación, nutrición, promoción del ejercicio físico, confort y mente. Para la obtención de la certificación WELL Castellana 81 aplicará una serie de medidas, algunas de las cuales ya se han ejecutado:

PARA LA OBTENCIÓN DE LA CERIFICACIÓN WELL

Castellana 81 aplicará una serie de medidas, algunas de las cuales ya se han ejecutado:

Medidas orientadas a mejorar la calidad del aire interior:

  • Niveles de gas radón en aire alejados de los valores que se consideran peligrosos para la salud. Medición realizada por el Laboratorio de Universidad de Santiago de Compostela y Arup.
  • Control de sustancias volátiles, partículas o gases inorgánicos, así como las acciones necesarias para cumplir con los niveles que garanticen una buena calidad del aire interior.
  • Suministro de un caudal de aire exterior que garantiza una buena calidad del aire interior, cumpliendo con los estándares RITE y ASHRAE 62.
  • Filtración del aire exterior introducido en el edificio a través de los filtros F8 de las climatizadoras.
  • Promoción de hábitos saludables para los ocupantes y edificio libre de humo.
  • Uso de productos con bajo contenido de compuestos orgánicos volátiles (COVs) en el interior: pinturas, revestimientos, adhesivos, sellantes, solado, mobiliario y aislamiento.
  • Buenas prácticas en las obras de rehabilitación ejecutadas en el edificio para mejorar la calidad del aire interior.
  • Buenas prácticas en el mantenimiento del inmueble para evitar el uso de pesticidas y otros productos químicos.

Medidas orientadas a mejorar los hábitos nutricionales:

  • Inclusión de zonas con alimentos saludables, así como la promoción del consumo de los mismos frente a los alimentos procesados.

Medidas orientadas a la mejora en la promoción del ejercicio físico:

  • Dotación de aparcamiento para bicicletas.exigidos por la normativa
  • Espacios de ducha y vestuarios a disposición de los usuarios.

Medidas orientadas al confort:

  • Accesibilidad garantizada al edificio para personas con discapacidad, de acuerdo a Código Técnico de la Edificación y guía WELL.
  • Niveles de ruido exterior en el inmueble que cumplen con normativa local y certificación WELL. Medición realizada por Arquilav-Laboratorio de Universidad Politécnica de Madrid- y Arup.
  • Disposición de un sistema de climatización que proporciona unas condiciones de confort adecuadas a los ocupantes, según se ha comprobado con ASHRAE 55.

Medidas orientadas a mejorar la calidad del agua:

  • Aportación de agua potable de calidad, que cumple los niveles exigidos por la normativa local y la certificación WELL.

Medidas orientadas a la mejora de la iluminación:

  • Instalación de una iluminación que minimiza el deslumbramiento en los puestos de trabajo.
  • Acceso a luz natural y vistas directas al exterior por el 95% de los ocupantes de las plantas de oficinas.

Medidas orientadas a la mejora del bienestar mental:

  • Fomento del bienestar mediante diferentes señalizaciones en el edificio.
  • Promoción de la concienciación en salud y el bienestar de los ocupantes del edificio.